sábado, 12 de agosto de 2006

NADA DE CAPERUCITA, ¡SEÑORA DE FEROZ!



El posteo de hoy está especialmente dedicado a mi amigo YoG's, encargado del Área Jurídica de GLOBA Diversidad. Él conoce bien los recovecos legales que (al igual que al Lobo de esta historia) le han permitido zafar de la condena pública por pedofilia (ja ja ja ja).
*******************************************************
Esta es la versión argentina del final del cuento de la "veleidosa" niña Caperucita y el joven idealista Lobo.
*
Fallo de Corte:
*
Visto y considerando
1.- Que Caperucita no desconocía que podía encontrarse con el
Lobo.-.
2.- Que tampoco era ajena al hambre del Lobo, ni a los peligros
del bosque.
3.- Que si le hubiera ofrecido la cesta de la merienda al Lobo
para que este calmara su hambre,no habrían ocurrido los sucesos referidos en
autos.
4.- Que el Lobo no ataca a Caperucita de inmediato y que hay
evidencias que primero conversa con ella.
5.- Que es Caperucita quien le da pistas al Lobo y le señala el
camino de la casa de la abuelita.
6.- Que la anciana es inimputable, ya que confunde a su nieta
con el Lobo.
7.- Que cuando Caperucita llega y el Lobo está en la cama con la
ropa de la abuela, Caperucita no se alarma.
8.- Que el hecho de que Caperucita confunda al Lobo con la
abuelita demuestra a las claras lo poco que iba a visitarla, hecho que
tipificaría el delito de "abandono de persona", por parte de la joven
Caperucita.
9.- Que el Lobo, con preguntas simples y directas, quiere
desesperadamente alertar a Caperucita sobre su posible conducta punible.
10.- Que cuando el Lobo, que ya no sabe qué más hacer para
alertarla, se come a Caperucita, es porque ya no le quedaba otra alternativa.-
11.- Que es altamente posible que, antes, Caperucita hiciera el
amor con el Lobo, y lo disfrutara.
12.- Que la versión de que Caperucita, cuando oye la pregunta
del Lobo: «¿Adónde vas?», responde: «A bañarme desnuda en el río...», cobra cada
día más fuerza.
13.- Que se desprende del punto anterior que es Caperucita la
que provoca los más bajos instintos, brutales y depredadores, en la pobre fiera.
14.- Que el Lobo ataca, pero tal hecho corresponde a su propia
naturaleza y a su instinto natural y animal, exacerbados por la conducta de la
susodicha Caperucita.-
15.- Que párrafo aparte, cabe atribuir responsabilidad en el
hecho a la madre de Caperucita, quien exhibe culpabilidad por no acompañar a su
hija.-
*
Por todo lo antes dicho, se revoca el fallo de Cámara,
absolviéndose al Señor Lobo, y se dispone además:
a) Apercibir a la familia de Caperucita, imponiendo a la abuela
presentarse en hospital a designar, para su observación gerontológica,
b) A la madre, apercibirla para que cumpla correctamente con sus
deberes maternales.
*
Aclarase asimismo en el presente fallo que este proceso no
afecta el buen nombre y honor del Señor Lobo.
*
Publíquese, archivase, y téngase por firme el presente fallo.-

2 comentarios:

YoG´s dijo...

Mi buen amigo cuentista, usted que le pasó a Mr Huije el cuento, sepa que el mismo, detrás de esa fachada de cordero..., en fin...

Lo que queda bien claro es que el del cuento no es Lobo Ludo, tiene un buen abogado penalista con buenos contactos!

Está muy bueno, casi la realidad misma.

Saludos!!

El Huije dijo...

Ja ja ja ja

Mi queridísimo YoG's, lo mío no tiene nada que ver con el abuso deshonesto... lo mío es puro AMOR!!!

De todos modos, por si las moscas, ¿Ud. es penalista? Uno nunca sabe cuándo se puede necesitar uno...


Mis juegos preferidos


SUDOKU

***