lunes, 21 de agosto de 2006

MIEDO DE MÍ

El tiempo me ha vuelto temeroso.
No cobarde.
No.
Ni siquiera prudente o precavido.
Simplemente temeroso de lo que pudiera pasar.
Por ejemplo:
ahora soy consciente del peligro
al cruzar la calle sin mirar hacia los lados.
Comprendo la idiotez de seguir confiando en los traidores.
Tomo algún recaudo para no quedarme sin dinero.
O trato de no ser mi madre
(porque las historias no deberían repetirse).
Sé que la otra mitad de mi cama
puede que algún día vuelva a estar vacía
y también que mi mitad
será tarde o temprano un desierto helado.
*
Sin embargo
aun con mis temores
jamás se me ocurrió cerrar la casa
y sepultarme en ella.
Ni me privo de ofrecer segundas oportunidades.
Tampoco me privo de comprar lo necesario
ni de parecerme a mi madre cuando me nace.
Disfruto codicioso del amor sin pensar en el mañana
y trato de que algún día mi ausencia sea
antes que un dolor
un amable recuerdo.
*
Como podrán ver
a fin de cuentas el temor no me ha cambiado tanto.
Sigo siendo el que soy.
Camino sin tocar el suelo
y siempre tiendo la mano.
Gasto lo que me hace falta
y sigo a mi mamá sin darme cuenta.
Y me consumo en el amor cotidiano
en tanto llegue el día de mi muerte.
*
Pero igual siento miedo de mí mismo...
¿Cuántos golpes hacen falta
para que uno deje de ser quien es?


VIKTOR HUIJE
Buenos Aires, 1º de agosto de 2006.

*******************************************************

Al término de un largo fin de semana largo, con reencuentro con amigos y emociones varias (todo en el mismo combo), no me pidan investigaciones interesantes, je je je. Confórmense con un poema, que no sé si será bueno, pero dice mucho de mí.

*******************************************************

2 comentarios:

Araña dijo...

muy lindas palabras.
Creo que los miedos van variando con el tiempo, con las circunstancias, con las vivencias.
Hoy tengo más miedo por mis hijos que por mi misma..
Un beso

aze dijo...

Víctor Huije, claro que es bueno tu poema... sin miedo... que chiste tienen las cosas, los retos... la adrenalina de saber que pasará, si te ira bien en un examen, si la relación que empiezas será mejor que la anterior, el temor es parte de uno, no se puede dejar de sentir por más que hayas vivido.. igual cuando uno tiene miedo de hacer algo y al final salen las cosas bien se disfruta mas que si desde un primcipio hubiéras sabido que iba a salir bien. No se si me explico, a veces creo que solo yo me entiendo jajajaja.
Un placer leerte..
takecare


Mis juegos preferidos


SUDOKU

***