miércoles, 22 de noviembre de 2006

EL GÜIJE




Del fondo soy de la laguna fría
Donde la novia de la noche va
A deshacerse
En platería
Sobre mis aguas de oscuridad.

Soy tan pequeño que me escurro ágil
Y tan fugaz que quien me alcanza a ver
Cree que sin sol la realidad es frágil
Y hay criaturas que no pueden ser

Luzco pellejo de barro, melena de lino
Ojos de madrugada sin color
Nunca reflejo la luz
Soy una sombra total
Oigo que hay un cielo azul
Que apenas puedo soñar.

Sólo una vez me miraron sin miedo y sin odio
Sólo una vez un beso de mujer
Y me sentí el corazón
Tan vivo que lo canté
Presa del dulce sabor que no ha querido volver
Y hoy sé el espanto
de lo que ya se fue.

Del fondo soy de la laguna fría
Donde la novia de la noche va
A deshacerse
En platería
Sobre mis aguas de oscuridad.

Soy sobresalto de los imprudentes
Que se extravían en su trasnochar
Y aunque no soy heraldo de la muerte
Yo soy un güije de la soledad
.


_______________________________SILVIO RODRÍGUEZ


Leo en www.guije.com :

"Un güije es un ser de la fantasía que, en ciertos lugares de Cuba, se ha vuelto parte de las leyendas populares. Al menos, tal vez, así lo describiría algún doctor universitario o incrédulo forastero. Pero el güije es muy real para muchos, algunos que decían haberlo visto le tenían terror.

Dicen algunos que es como un hombrecito no muy alto, de la raza negra y edad avanzada. Otros reclaman que es como un monstruo no muy grande, con patas de chivos y cola de caimán. También se lo ha descrito como un muchachito, no muy alto, de la raza negra con ojos saltones. Y así, las descripciones físicas de este ser (que no se sabe si es uno sólo o si es que son varios) varían de acuerdo al narrador.

Su comportamiento es muy similar al de un duende. Dicen que es pícaro y maldito, capaz de cualquier cosa. Corre más rápido que los caballos y salta las cercas de piedras de un salto. Capaz de desaparecer, o aparecer, en un abrir y cerrar de ojos.

Siempre hemos oído decir que vive en una poza de algún río donde el agua nunca llega a desaparecer o en una laguna, como cuenta la canción de Silvio.

Muchos dicen haberlo visto, sentado en algún lugar. Otros cuentos hacen relatos de que una vez lograron atraparlo. Nos hicieron el cuento que una vez unos muchachos estaban jugando pelota en un sitio próximo a un cañaveral. Cuando ya el juego iba por la mitad, un muchachito de la raza negra se acercó a mirar y se le invitó a participar del juego. El muchachito jugó largp rato, hasta que algo pasó. Quien nos hizo el cuento realmente no tenía el detalle que causó que los otros muchachos le prestaran atención al físico de este muchachito, pero así sucedió. Le vieron ojos saltones y algo en la boca, tal vez colmillos, que no era natural. Hasta que uno de los peloteros dijo que era un güije. Acto seguido el muchachito se mandó a correr y desapareció dentro del cañaveral. Lo buscaron, pero fue en vano, no se le volvió a ver.

Muchos cuentos del güije hemos oído, mas ninguno menciona el que este ser haya cometido alguna fechoría seria, algún verdadero daño a alguien. Dicen que es capaz de cualquier cosa, pero no sabemos de nada malo que se le pueda atribuir. Es cierto que se describe un ser que no es humano y son muchos los testimonios. Quizás sea ese su delito, ser diferente, por el cual siempre los cuentos terminan en que se le persigue".

Cualquier parecido con la realidad, es a propósito, ja ja ja.


************************************************************************


Eso es todo por hoy. Desde las cálidas callecitas de la siempre misteriosa Ciudad de Buenos Airesm se despide Víktor Huije, otro ser casi mitológico y casi inofensivo al que se le atribuyen diversos pecados tal vez solo por el hecho de ser diferente. Quién sabe.


************************************************************************

No hay comentarios.:


Mis juegos preferidos


SUDOKU

***