domingo, 30 de julio de 2006

EL ÚLTIMO TREN

No. No se trata de una publicidad de Camel ni nada que se parezca a una apología del consumo de tabaco. Simplemente se trata de una hermosa foto que le tomé a Víctor, hace unos meses, durante nuestro paso por Mendoza. Nos habíamos escapado por un rato de la mirada familiar para pasar un momento con nosotros mismos, mezclados en el anonimato de la ciudad. Recuerdo aquella noche con gozosa melancolía y ya no sé si darle las gracias a Víctor, a Mendoza o a mí mismo.
*
El amor tiene medios que a veces pueden resultar reprobables. Pero cuando las cosas salen bien, no resulta difícil unirse a las lides de Maquiavello y justificar los métodos en función de los logros. Porque en el amor todo vale y uno se vuelve esencialmente egoísta y mezquino cuando está enamorado. Quiero tu felicidad porque ME hace feliz saber que sos feliz. Y si no soy feliz con tu felicidad, es porque no estoy tan enamorado como lo pregono. Como te amo, me interesa todo lo que pueda sucederte, desde lo más trascendente a lo más nimio. No hay demasiadas vueltas en este asunto.
*
Estoy un poco críptico hoy ¿no? Ha de ser porque no he dormido mucho, je je. Y porque a menudo la cabeza trabaja más de lo saludable. De todos modos, confío en que el destinatario de estas palabras sabrá descifrarlas.
*
Al señor de la foto, le dedico este poema que le escribí hace unos días. No tengo mucho más para decir.
*
EL ELEGIDO
*
Si te amo
es porque te lo has ganado
pero más que nada porque me lo merezco.
En esto del amor me he vuelto muy egoísta
y después de tanto ensayo
he aprendido a buscar y a encontrar
lo que preciso.
Es decir
alguien que me abrace cuando llego a casa
que me proteja
que respete mis humores y me enseñe
a respetar los suyos.
Alguien que me dé la confianza necesaria
para saltar sin red sobre sus brazos
y que me diga que me ama...
sí...
pero que mejor me ame
aunque no me lo diga tanto.
Curioso que justamente yo
desconfíe del valor de las palabras.
Después de tanto intento
de tantos años buscando el arco iris
has sido el elegido.
Vos
que llegaste a mí después del otoño
que me cargás sobre tus hombros
y sos curita y plasticola de mi alma.
Vos serás
esta vez sí
el último tren de mi futuro.
Vos sos el camino
y ya no me interesa ir más allá
de donde acaba el sendero.
*
Víktor Huije
26 de julio de 2006.
*
Mañana vuelven los temas de actualidad: la guerra, la muerte, la homofobia. Suele ser mucho más fácil mirar hacia afuera que darse una vueltita por el interior de uno mismo.

1 comentario:

Lala dijo...

Vienen bien estos espejos del alma.. tu poesía me conmueve.. me sigue conmoviendo. Gracias y nos vemos


Mis juegos preferidos


SUDOKU

***