jueves, 29 de noviembre de 2007

TRAVESTIS CON LA PLUMA EN ALTO



Cuando pensamos en el travestismo, inevitablemente se despliega ante nosotr@s un abanico de imágenes vinculadas con la marginalidad, la prostitución, la droga, es escándalo... Es la manera en que nos han enseñado a mirar a este sector de lo diverso que siempre creímos ajeno. Una mirada que no siempre estamos dispuest@s a cuestionar y desafiar.

En este contexto, surge EL TEJE, el primer periódico travesti latinoamericano, una publicación del Centro Cultural Rojas promovida desde las Áreas de Comunicación y de Tecnología de Género a partir del Taller de Crónica Periodística. Este taller, desarrollado a lo largo del 2007 en colaboración con Futuro Transgenérico, apuntó a la capacitación de personas trans -en especial de aquellas en situación de prostitución- con el fin de promover su inclusión social y el respeto de su identidad.

En una nota recientemente publicada por el matutino Página 12, la directora de EL TEJE, Marlene Wayar, declaraba que "la intención era darnos herramientas para poder pensarnos mejor, una incubadora con miras a convertirlo en un proyecto productivo". Herramienta e incubadora, dos conceptosfundacionales para cualquier ideal que persiga un cambio revolucionario.

Conducida por la propia Marlene, el pasado miércoles 28 de noviembre se llevó a cabo la presentación de la nueva publicación en el Auditorio del Rojas. El evento puso en relieve las capacidades artísticas e intelectuales de un colectivo injustamente relegado a los burdeles por el imaginario social. A criterio de quien suscribe, lo más destacable de la noche estuvo a cargo de dos de las colaboradoras de EL TEJE: Julia Amore y Nati Menstrual. La inefable Julia puso en escena todo su talento y comicidad a través de un personaje que buscaba burlar el fantasma de la frustración con la hiperactividad y el parloteo. Casi una madre para mí, con la diferencia de que, en este caso, el resultado fue la risa. Por su parte, Nati Menstrual hizo ovarios de testículos y, en un poema magistral, reclamó sus tetas como una verdadera declaración de principios.



Luego vinieron los agradecimientos, los saludos, las fotos, el brindis y ¡la lectura de este TEJE que tanto prometía!

Lo primero que debo decir es que EL TEJE no solo promete, sino que también cumple y dignifica. Se trata de una publicación que impacta ya desde sus dimensiones (30x40cm). Como sus hacedoras, no es fácil de manejar ni pasa desapercibida en la vía pública. En su interior, con una excelente línea editorial, aparece un reportaje a Lohana Berkins en el cual se la define como una "líder travestiarca" (algo así como la reina de las travestis), neologismo que ejemplifica la originalidad y el estilo de toda la revista. Después se suceden las distintas secciones, que no dejan nada afuera: la salud, los temas legales, los relatos testimoniales, el humor, el espectáculo... todo tiene cabida en este TEJE, un periódico que se deja leer con fluidez, ajeno al acartonamiento pero serio en relación a rol político que asume con sólida inteligencia. Además, tiene el privilegio de contar entre sus colaboradores al gran Pedro Lemebel, una de las más importantes plumas chilenas.

Como el flan con crema (para mí que siempre tuve y tendré alma y apariencia de gorda), EL TEJE tiene gusto a poco. Lo disfruté tan rápido que me quedé con ganas de más. Pero tendré que esperar ¡TRES MESES! hasta la aparición del número dos. Por el momento, me tendré que conformar con releer una y otra vez (hasta que el texto se me haga carne) ese párrafo de la editorial que me taladró el cerebro:

Nos declaramos abiertamente partidarias del error, la falla, el caos, la heterogeneidad y la contingencia humana. No nos impongan su perfección, no queremos su noventa y nueve por ciento de acierto (...) ¡Enfréntenlo! Se equivocaron siempre. No hay molde para el ser.

**************************************************

Esto ha sido todo por hoy. Desde las callecitas de la siempre misteriosa Buenos Aires se despide Víktor Huije, un cronista de su realidad que siempre ha de brindar por la diversidad.

**************************************************

1 comentario:

Facu dijo...

"No hay molde para el ser!"

es tan brutalmente cierto.

y no hay mejor bandera contra la falsa "tolerancia" liberal, que desde su pedestal de moralidad decide aguantar el horror de la diferencia...siempre y cuando no se mezcle demasiado.

un saludo!!


Mis juegos preferidos


SUDOKU

***