miércoles, 20 de junio de 2007

Un poco de autobombo, ja ja ja

Preguntas incómodas para la campaña bonaerense



Las minorías sexuales encuestarán a los candidatos a gobernador

Igual que lo hicieron en Capital Federal, los movimientos que defienden los derechos de la comunidad GLTB (gay, lésbico, trans, bisexual) buscan que los candidatos a gobernador contesten un cuestionario sobre temas como la ley de unión civil. ¿Se animarán a responder?

Una chica travesti quiere tener su identidad de género estampada en el documento nacional de identidad. Una pareja gay quiere ejercer los mismos derechos y obligaciones que tienen las parejas heterosexuales, según lo expresa el Código Civil argentino. Una organización propone que la “orientación sexual e identidad de género” sea incluida como causa de discriminación en el texto de una ley acorde, dado que actualmente no la incluye.

Temas urticantes, frases delicadas, preguntas incómodas. Todo aquello de lo que un candidato argentino no querría hablar. Esos son los nuevos temas de campaña. Poco tradicionales hasta ahora, polémicos para muchos. Pero inevitables, actuales. Tanto en Capital como en la provincia de Buenos Aires.

El ecuatoriano Jaime Durán Barba, consultor y asesor de Mauricio Macri, plantea en un libro de reciente publicación que hay “nuevos electores en Latinoamérica”. Esos electores novedosos surgen de tópicos concretos: la mujer, la sexualidad e internet. El analista considera que estos temas obligan a los políticos en campaña a comprender al nuevo votante, un ser más descontracturado que en otras épocas. El nuevo elector vive y se desarrolla dentro del marco de la feminización de la sociedad, en contraposición al machismo tradicional; la transformación de la familia en los últimos 50 años hacia una familia más abierta y tolerante; y la creciente erotización del mundo, donde el acceso a cualquier tema sexual es más llano que antes.

En ese contexto, las minorías sexuales son parte de esos nuevos electores y los candidatos ya no pueden hacer oídos sordos a sus luchas y reclamos. Son estas minorías las que están dando sus primeros pasos en la política latinoamericana, como ya se dio en otros países.

Preguntas provinciales

La idea de realizar un cuestionario a los candidatos como los que se hicieron en Capital prendió en el ámbito bonaerense. Globa (Gays y Lesbianas del Oeste del Gran Buenos Aires) tomó la posta y preparó el modelo provisorio al que Hoy accedió en forma exclusiva. Según adelantó el secretario general de la organización, Víctor Ramírez, tienen previsto comenzar el diálogo con los equipos de campaña y la difusión de las encuestas en julio. Inclusive, planteó que “no solo está destinada a los candidatos a la Gobernación, sino a todos los cargos”.

Al respecto, César Cigliutti, presidente de la Comunidad Homosexual Argentina sostuvo: “Nos parece bien que se hagan preguntas a los candidatos, los hacés pronunciarse y comprometerse”. De la misma manera se pronunció la titular de la consultora Analogías, Analía Del Franco: “Va a estar divertido”, dijo a Hoy.

La encuesta bonaerense está basada en la que elaboró la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans para los candidatos porteños.

“Ahora, los candidatos tienen que tener una respuesta” para estas demandas de la sociedad, afirmó Del Franco. Ocurre que la incursión en la campaña “es una nueva modalidad de vínculo que está sustituyendo el bache que había en algunos partidos”, agregó.

Ante la consulta sobre la existencia de propuestas concretas de los candidatos hacia la comunidad GLBT, Ramírez respondió que en la provincia de Buenos Aires se hace “muy difícil” tratar determinados temas. Se refiere a algunos muy concretos: el proyecto de ley de unión civil bonaerense, avalado por el bloque radical de la cámara baja pero que no llegó a ser tratado, y la derogación de códigos contravencionales que “criminalizan el travestismo y la homosexualidad”. Al respecto, fue aprobado un proyecto de derogación presentado por el diputado Cinquerrui del ARI que no prosperó en el Senado.

Preguntas al desnudo

Cigliutti aseguró a Hoy que en su organización tienen “un discurso político” porque “la CHA es un organismo político” pero que es “apartidario”. Para dejar el tema en claro, la CHA difundió una encuesta que realiza desde hace siete años a los candidatos a jefe de gobierno porteño. Esto significa que no reniegan de lo político que hay en las causas que promueven.

El cuestionario desnudó el pensamiento de algunos de ellos. Tanto el equipo de Daniel Filmus como el de Mauricio Macri respondieron las 5 preguntas efectuadas, que
están enmarcadas en la lucha contra la discriminación por orientación sexual. La campaña se llamó No vote a los candidatos que discriminan y derivó en el apoyo de la CHA a Filmus.

Fuente: Diario Hoy, La Plata, lunes 18 de junio de 2007

1 comentario:

Alejandra dijo...

MACRI es el proyecto privatizador y autoritario. Es el proyecto de López Murfy (ese que fue Ministro de Economía en la época de De la Rúa y duró una semana, ese López Murfy que dijo que la Universidad no tenía que ser gratuita). Es también el proyecto de Sosbich (ese gobernador neuquino), es el proyecto del ex ingeniero Bloomberg. Es el proyecto de las escuelas charter y el de la Organización Mundial de Comercio.
De burbujas de colores ya vivimos en la época de Menem.
Y a no confundirse: que el equipo de Boca sea bueno tiene que ver con el técnico, no con el administrador del club. Basta de burbujas de colores que después será tarde.


Mis juegos preferidos


SUDOKU

***