jueves, 20 de enero de 2011

Grave denuncia

La que sigue es una carta que relata un hecho despreciable que, lamentablemente, todavía es más frecuente de lo que uno quisiera en nuestro país.

Buenos Aires, 18 de Enero del 2011

El pasado fin de semana, entre los días 14 y 16 de enero, concurrimos junto a un grupo de compañeras de la organización social “La Fulana” al Camping Club Cascallares, en la localidad de Moreno. Tras realizar el correspondiente abono para hacer uso de las instalaciones del camping, acampamos!

Entre los servicios que ofrecía dicho establecimiento, se incluía el uso de la pileta. No obstante, cuando quisimos acceder a la misma, se nos presentó un inesperado inconveniente: No permitían el ingreso a las mujeres que utilizaban como traje de baño corpiños de bikini y shorts de baño.

El argumento que emplearon los dueños del camping remitía a que “no estaban vestidas con traje de baño”. Así, iniciamos un intercambio en el cual explicamos que prohibir el ingreso de mujeres a la pileta por el sólo hecho de la ropa de baño empleada era un acto discriminatorio, y por tanto era necesario rever la postura.

Sin embargo, la propietaria del establecimiento no escuchó nuestros reclamos, y mantuvo su posición sin ceder a nuestro pedido de tener los mismos derechos que el resto de las personas que habían abonado la entrada a la institución.

En dichas circunstancias, nos comunicamos telefónicamente con Claudia Castro, referente de “La Fulana” y Coordinadora del Programa de Diversidad Sexual del INADI, para solicitar su apoyo. Rápidamente Claudia Castro se comunicó al Camping Club Cascallares para dialogar con la propietaria (Sra. Mónica Gutiérrez), quien finalmente accedió a su pedido y permitir el ingreso a la pileta, con la condición de dejar asentado el nombre y número de documento de las mujeres. Aunque dicha condición nos pareció humillante, manifestamos buena voluntad y nos presentamos a la administración para que nos tomaran los datos requeridos y quedáramos registradas.

Lamentablemente, aún no había pasado lo peor. Apareció en el lugar de ingreso a la pileta, a fin de hacerla de público conocimiento, una nota que especificaba los datos de registro de las mujeres de la Fulana y una leyenda en la que se señalaba que la Administración del Camping Club Cascallares se veía obligada por el INADI a permitir el ingreso de mujeres con short de baño masculinos, haciendo una excepción en el reglamento del establecimiento dada la condición de lesbianas de las concurrentes.

Posteriormente, el guardavidas comenzó a difamar la labor del INADI y se burló de los derechos humanos. Manifestó una conducta agresiva al gritar “ustedes se autodiscriminan porque en la pileta entran negros, judíos, etc…”. Y repetía estas palabras a cada persona que ingresaba a la pileta”.

Al regresar del campamento, presentamos una denuncia formal ante el INADI.

A su vez, desde la Secretaria de Diversidad Sexual del Partido Socialista, en diálogo con mis compañeras/os, coincidimos en la importancia de difundir este hecho y repudiar los sucedido.

Por ello, hacemos circular esta nota con el pedido de sumar adhesiones de organizaciones sociales, para tomar conciencia y exigir la implementación activa de políticas públicas en pos de una cultura sin discriminación.

BASTA DE LESBOFOBIA

María Alejandra Aranda
(Marita Curi)
DNI. 22046293



Sigamos atentes. El trabajo aun no ha terminado.


No hay comentarios.:


Mis juegos preferidos


SUDOKU

***